2711347851

La barra en la cocina es casi un must cuando tenemos una cocina integrada al comedor. Permiten diferenciar áreas y ofrecen una superficie extra para compartir una comida informal o el momento de cocinar. Hay diseños formales y otros más divertidos, todo depende de los materiales elegidos, de los bancos que la acompañen y los accesorios y adornos que completen el ambiente. Veamos algunos ejemplos:

En este caso, la barra se despega del centro de la cocina hacia un lateral. Se hizo de madera blanca tratada con pintura poliuretánica blanca.

Para los más exigentes, el mármol es un clásico ultra resistente que siempre funciona bien. Para atenuar la frialdad de este material, se lo combinó con madera natural y pintada de azul; una conjunción especial.

En combinación con una isla íntegramente revestida en mármol de Carrara, una barra con patas de hierro pintadas en blanco y tapa de madera clara. Las banquetas en color cobre le dan brillo y sofisticación al espacio.

Para una barra visualmente liviana existen opciones en chapa que puede colorearse con pintura poliuretánica.

Para no gastar mucho puedes optar por una mesada de cemento. Es ideal para un ambiente actual y le da un toque industrial al ambiente. 

El silestone es un material moderno que se destaca por su dureza y resistencia. Además, hay multiplicidad de colores y acabados, por lo que el abanico de opciones es enorme.

La madera es un material noble que aporta calidez. Es un material delicado pero hoy existen tratamientos especiales que la vuelven resistente a las manchas y la humedad.

¡Miren que lindo  queda el revestimiento símil mosaico calcáreo combinado con el cemento alisado! 

No olvides que en Toderos, ¡te hacemos la vida fácil!