2214167554

Un armario ropero suele ser un mueble trascendental en muchas casas, y es que, en realidad no solo permite organizar las prendas de una manera que ningún otro mueble puede, si no que combina el estilo, la estética y la funcionalidad de manera magistral.

A continuación te damos algunas ideas para diseñar tu armario:

1. Al centro de la habitación

Si lo que se está buscando es un armario que le sirva a la perfección a un adulto joven sin importar su género, que tenga el suficiente espacio interno y el correcto acomodo, pero que a la vez tenga un estilo que no arruine el de la habitación, sino que, al contrario, lo resalte hacia un mayor potencial, este armario resulta la opción ideal.

2. Discreto y moderno

Muchas personas prefieren que un armario sea discreto y bello a la vez. Para empezar, su blanco exterior, con diseño bastante tradicional y lineal, logra que pase desapercibido el armario, convirtiéndole así más en una “pieza del rompecabezas” que representa la habitación como un todo que en un mueble que luzca por sí mismo.

3. De diseño sobrio

Muchas personas prefieren que un armario sea discreto y bello a la vez. Para empezar, su blanco exterior, con diseño bastante tradicional y lineal, logra que pase desapercibido el armario, convirtiéndole así más en una “pieza del rompecabezas” que representa la habitación como un todo que en un mueble que luzca por sí mismo.

4. Compacto

Para los que tal vez no cuenten con gran cantidad de espacio, Lo que este armario no tiene en cuanto a grandes dimensiones, lo suple con un aprovechamiento milimétrico del espacio, tanto hacia afuera en relación con el resto del hogar, como internamente refiriéndose a su distribución interna y el área que se destina hacia cada una de las secciones.

5. Vintage y con clase

Para aquellos que gustan de un armario “a la vieja usanza”, de esos que derrochan elegancia, que tienen esos diseños tan memorables y que, sencillamente, transmiten desde el momento que uno hace contacto visual con ellos esa sensación de importancia que tan familiar resulta.

No olvides que en Toderos, somos tus carpinteros de cabecera.