2711347851

Si tienes la ilusión de bañarte en tu mini jardín no dejes que nadie te diga lo contrario. Te adelantamos que se puede. Por muy pequeña que sea tu zona de terraza, patio, o jardín, hay una piscina ideal para ese lugar. 

Contar con un jardín o patio de dimensiones reducidas ya no es un impedimento para disfrutar de una piscina. Una piscina se considera pequeña cuando NO supera los 10 m2.

Estos son los modelos de piscinas para jardines pequeños más recomendables. Toma nota y sobre todo inspírate en nuestra selección de imágenes.

1. Piscinas desmontables

La primera opción son las piscinas desmontables. Por sus dimensiones y precio son las más socorridas y utilizadas. Pero no dejan de ser un elemento provisional. Y aunque en un momento dado realizan su función, aconsejamos algo más a largo plazo si vas a instalar una piscina en una vivienda de tu propiedad. Como por ejemplo una piscina elevada. Antes de continuar tenemos que aclarar que si bien las piscinas desmontables también son elevadas, nos referimos a los modelos elevados permanentes. Las que no se montan o desmontan en función de la estación del año.

2. Piscinas elevadas

La característica principal de una piscina elevada es que está instalada sobre el terreno por lo que no necesita excavar un hueco o foso, con el consiguiente ahorro de tiempo y dinero. Las piscinas elevadas están de moda y poco a poco van ganando terreno y protagonismo. Pueden ser tanto de obra como prefabricadas.

3. Piscinas enterradas

Por último las piscinas enterradas son las que mejor se integran en el espacio. Son instalaciones permanentes, de gran durabilidad, y de estilo tradicional, pues más del 80% de las piscinas son de este tipo. Generalmente se construyen de obra y precisan de los servicios de un obrero o empresa especialista. Su ventaja es que su tamaño es totalmente personalizable y puedes adaptarlo al espacio, terreno o forma de tu jardín o patio.

No olvides que en Toderos, ¡te hacemos la vida fácil!