2711347851

Una construcción se deteriora con el paso del tiempo, el uso que le das, el clima y otros factores. Por eso es importante revisar su estado de vez en cuando y darle el mantenimiento necesario para asegurarte que cuidas tu patrimonio y la seguridad de tu familia.

En este post te platicamos sobre el mantenimiento de tu casa y el tipo de reparaciones que puede llegar a necesitar.

Reparaciones del hogar

Grietas y fisuras en los muros

Las grietas son aperturas de más de un milímetro en los elementos estructurales de tu casa, y pueden aparecer por los movimientos de asentamiento de la casa, losas o trabes que no tienen el tamaño o amarre adecuado para la carga, o por el movimiento de un sismo. Incluso por humedad o cambios de temperatura.

Es importante que estés pendiente de las grietas que aparezcan en los elementos estructurales de tu construcción como: muros, vigas, columnas y cimientos. Lo recomendable es revisar una vez al año o después de un sismo. Recuerda que si encuentras grietas mayores a 6 milímetros, con forma de “X” en los muros de carga, o si puedes ver luz a través de ellas, lo mejor es consultar con un experto para que vea si la casa peligra o no.

Algunas grietas se van haciendo más grande conforme pasa el tiempo, y otras aparecen pronto pero permanecen igual. Si la grieta no se hace más grande y no es un peligro para la casa, lo mejor es repararla y evitar la filtración de agua o que se sigan deteriorando los acabados.

Las fisuras, por otro lado, son aberturas de un milímetro que afectan sólo la superficie de los acabados, así que con un poco de relleno y pintura tendrás suficiente para hacerlas desaparecer.

Humedad y salitre

La humedad en las paredes puede producirse por tener plantas pegadas a las paredes, cuando el nivel del agua del subsuelo sube, fugas de agua, daños en el techo, entre otros, y pueden provocar moho y enfermedades respiratorias. Por eso te recomendamos que revises cada tres meses o después de alguna lluvia especialmente fuerte.

Para evitar la humedad te recomendamos que coloques las plantas del jardín lejos de las paredes, revises con regularidad que no haya ninguna fuga en tus tuberías, y ventiles frecuentemente la casa. Revisa también la formación de charcos cerca de tu construcción y elimínalos. Si notas que la humedad proviene del subsuelo, lo más recomendable es que hagas una impermeabilización en tus muros.

Otro elemento de tu construcción que tiene que estar impermeabilizado es el techo para evitar filtraciones y goteras.

Pero lo más importante es que no dejes de hacer las revisiones constantes y la limpieza de cubiertas y canales, en especial antes de que empiecen las lluvias.

Las instalaciones

Instalación de agua y drenaje. Revisa los empaques, conexiones y llaves para evitar fugas por lo menos cada dos años. Cierra las llaves sin forzarlas y límpialas con un trapo. También limpia la caja de registro y los sifones para evitar malos olores.

Instalación eléctrica. Revisa cada año todos tus  enchufes, lámparas, cableado y paneles para que no exista ningún peligro para ti y tu familia. Un consejo, evita conectar varios aparatos de un solo enchufe; la lavadora, el refrigerador y otros electrodomésticos parecidos deben tener su enchufe independiente.

Instalación de gas. Revisa anualmente que no existan fugas en las tuberías, el calentador o la estufa. Si detectas algún problema, cierra la conexión inmediatamente y contacta a un especialista. La seguridad es primero.

Acabados

Cerrajería. Aceita tus cerraduras una vez al año para asegurar su buen funcionamiento, también procura limpiarlas seguido, quitando el polvo con un trapo húmedo. Evita azotar puertas y ventanas para alargar su vida útil.

Pintura. La pintura no es sólo para decorar tu casa, tiene la utilidad de proteger las superficies interiores y exteriores, así como la herrería. Te recomendamos darle una mano cada año o dos años, dependiendo de su estado y contacto con la intemperie.

Estas son algunas reparaciones que podrás hacer en tu casa con el paso del tiempo. Lo mejor es la prevención y la revisión para evitar daños mayores, y que puedas hacer pequeñas reparaciones desde el principio. Será mucho más barato así y menos difícil para ti.

No olvides que con Toderos, ¡Te hacemos la vida fácil!